Pez Center

La enfermedad del punto blanco

15/09/2019

La enfermedad del punto blanco, posiblemente es la más conocida y extendida entre la acuariofilia. Es una enfermedad poco común en los acuarios caseros, pero, aun así, es necesario prestarle un momento de atención.

La enfermedad del Punto Blanco, en acuarios de agua dulce, viene causada por un protozoo ciliado conocido como Ichthyophthirius multifiliis.

Es un parasito que se adhiere bajo la mucosa del tejido del pez, produciendo un quiste de tonalidad blanquecina que, al llegar a su estado de madurez, se desprende del pez cayendo al fondo del acuario, donde se multiplica. Con temperaturas altas, alrededor de 23ºC facilitamos el desarrollo o multiplicación del parasito, volviéndose más lento en temperaturas frías.

enfermedad punto blanco

¿PUEDE ENFERMAR MI PEZ?

Al ser una patología habitual en los acuarios, es necesario conocer el porque se contagian nuestros peces, aunque hay que tener en cuenta que estos microorganismos están tan extendidos que me atrevería a decir que un porcentaje muy elevado de los peces de acuario han entrado en contacto con ella, al menos una vez en su vida.

Los peces con una tendencia a enfermar por Punto Blanco, son aquellos peces con unas defensas bajas, quizás debido al estrés, en la recepción de los peces del proveedor o tienda. Durante el viaje, los peces se estresan y pueden reproducir la enfermedad del Punto Blanco. Por mala alimentación o por una calidad del agua deficiente.

SINTOMATOLOGÍA

El síntoma más característico son unos puntitos blancos sobre la piel del pez, que se pueden identificar a simple vista. Al adherirse a la piel del pez, este parasito le crea molestias, generando nerviosismo en el pez. Se muestran más irritados y a veces vemos como intentan rascarse sobre las diferentes superficies u objetos del acuario para calmar los picores de la piel.

Si el parasito se adhiere en las branquias, a veces puede provocar problemas respiratorios.

EL PARASITO

Al adherirse a la piel, este protozoo forma una capa inflamatoria alrededor haciendo que sea más resistente a la acción de los medicamentos. Esto hace que su tratamiento, mientras esta adherido a la piel del pez sea inútil.

Como ya hemos dicho, una vez pasado su ciclo, se suelta para caer al fondo del acuario en forma de quiste, donde en su interior contiene cientos de protozoos, que una vez abierto, serán liberados en busca de peces donde adherirse.

Estos disponen de 48 horas para lograr adherirse a un pez, y durante este proceso, es cuando son sensibles al tratamiento, y debemos actuar para eliminarlos.

Ichthyophthirius multifiliis

EL TRATAMIENTO

Existen en el mercado diferentes productos y marcas para su tratamiento, nosotros queremos recomendar ICHTHYOMEDIK de 30 ml o ICHTHYOMEDIK de 500 ml de la marca Prodac, pero cualquier otro que te recomiende un experto podría servir.

En el momento del ciclo en que se sueltan del pez, es cuando debemos actuar. Para facilitar esta desconexión, podemos aumentar la temperatura del acuario, con precaución, nunca de forma inmediata, 1 grado cada 2 horas hasta los 29 – 30 grados centígrados.

Es recomendable quitar la iluminación UV del acuario para favorecer que el protozoo se desprenda, y también es importante que durante el tratamiento no se filtre el agua a través del carbón. Durante los primeros días no alimentaremos a los peces.

Si lo creemos necesario, podemos tratar a los peces en una acuario de cuarentena externo.

Una vez que veamos que los quistes se han desprendido de la piel del pez, entonces podremos aplicar el medicamento, siguiendo las instrucciones del medicamento en relación a las dosis, si tienes dudas, entonces te recomendamos que lo consultes con un experto.

Una vez terminado el tratamiento según indicaciones, se debería cambiar el agua entre un 25% y un 50% y reestablecer la temperatura del agua, reduciendo este 1 grado cada 2 horas.

PREVENCIÓN

La causa principal es cuando introducimos nuevos peces en el acuario, y en estos casos debemos recomendar extremar las precauciones. Los recién llegados deben ir en un tanque de cuarentena, a una temperatura alta (25 grados centígrados) al menos durante 15 días. Puede que al principio no aparezca señales, pero hay que ser previsor y esperar, puede reproducirse en cualquier momento durante este plazo de tiempo. Las plantas también deben haber recibido una cuarentena de unos 4 días.

Debemos tener precaución con la calidad del agua, no hay que hacer cambios bruscos de temperatura, pH o los niveles de amoniaco. También recomendamos una comida de calidad y vitaminas para fortalecer sus defensas, en el caso de coger la enfermedad, que dispongan de un sistema inmunológico fuerte para superarla.

Esperamos que esta información os ayude a prevenir esta enfermedad que en algunos casos puede ser letal para vuestros peces, y que en vuestra próxima ampliación, tengáis en cuenta una correcta cuarentena para evitar la propagación e infección de vuestro acuario, detectando el problema antes de introducir los peces en él.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Si quieres recibir información sobre nuestras ofertas, promociones y novedades.